Manual de producción de semillas


Página Inicio
===============
Nuestra Historia
===============
Nuestra Misión
===============
Manual de Semillas
===============
Programas
===============
Participa
===============
Nuestros Socios
===============
Noticias, Proyectos
1. Artículos y documentos
2. Donación de semillas de Kokopelli
3. Enlaces
4. Galerías de fotos
5. Historias de éxito
6. Manual de producción de semillas
7. Noticias
===============
Contáctanos

Abónate a la lista de Correo Electrónico Fundación Semillas Kokopelli
Para ponerte al día

     


Rábanos

Clasificación botánica

El Rábano,  Raphanus sativus,   forma parte de la Familia de las Brassicaceae y de la Tribu de las Brassiceae. El género Raphanus comprende 8 especies conocidas.


Historia

Los rábanos han sido cultivados durante miles de años. Figuran en los jeroglíficos del  Antiguo Egipto: 2700 años antes de nuestra era. Formaban parte del menú de los  constructores de la pirámide de Keops. También se encuentran presentes en la necrópolis  de Kaoum y en el templo de Karnak.


Nutrición

En el mundo de las raíces, parece que los rábanos no pueden competir con las zanahorias ni con las remolachas, en el plano de la nutrición. Sin embargo en el plano terapéutico los rábanos ocupan un lugar predominante  y más particularmente entre los pueblos orientales. El Libro de las Medicinas Simples de Platearius menciona algunos usos del rábano negro: "cuando se come cocido es eficaz contra la tos provocada por grandes humores.". En fitoterapia su jugo es prescrito en los desórdenes de la secreción biliar y contra la  tos ferina y ciertos otros tipos de tos.

En China se preparan los rábanos con otras plantas y se dejan a fermentar en recipientes herméticos de barro o porcelana. Esta fermentación puede durar años, ¡en algunos casos hasta 40! Estas preparaciones medicinales se prescriben para el tratamiento de la diarrea, las fiebres, los desórdenes digestivos, infecciones intestinales, úlceras y flatulencias.

Es interesante mencionar al respecto las remarcables investigaciones de los Profesores Esch y Gurusiddiah, en el  Laboratorio Bioanalítico de la Universidad del Estado de Washington, sobre las propiedades antibióticas de los rábanos y demás miembros de la familia de las Brasicáceas.Estos estudios fueron realizados diez años antes de que el Instituto Nacional del Cáncer de Maryland, en EEUU, aconsejara al gran público el consumo frecuente de crucíferas  (brócoli, repollo y coliflor) como medida profiláctica en la lucha contra el cáncer.


Consejos de jardinería

Las condiciones ideales para el cultivo del rábano "de todo lel año" son las siguientes: un suelo bien mullido; un riego abundante y frecuente; temperaturas constantes situadas entre 15° C y 21° C. El secreto de un rábano delicioso y crujiente reside en un crecimiento constante y rápido y una recolección también rápida. Cuando la estación lo permita, se aconseja practicar un sembrado cada cinco días. Algunos jardineros prefieren sembrar sus rábanos en compañía de las zanahorias, bien en la misma fila o bien espaciando las filas algunos centímetros, de esta manera coincide el momento de recolectar los rábanos con el momento de entresacar las zanahorias.

Para los rábanos de invierno es mucho más indispensable un suelo mullido ya que ciertas  variedades de daikon, por ejemplo,  pueden sobrepasar los 30 cm. En la mayoría de las regiones estos rábanos no pueden ser sembrados sino al comienzo del otoño (o como más pronto a mitad del verano, en el caso de ciertas variedades muy resistentes a la sequía). Su crecimiento requiere unos  55 - 60 días.  Los rábanos pueden ser degustados crudos o ligeramente  "salteados"; también se pueden conservar en vinagre.

Polinización


La mayor parte de las variedades de rábano son auto-incompatibles: el polen de cada planta es viable pero sólo puede fecundar a las flores de otra planta. Los insectos son el vector de las polinizaciones. Las flores de rábano son de color blanco o violeta. Los jardineros con experiencia que conocen bien el ciclo de crecimiento de las diferentes  variedades pueden
también intentar un aislamiento en el tiempo con una variedad de  rábano de todo el año y una variedad de rábano de invierno. El rábano anual debe ser sembrado de manera que su floración no coincida con la floración del rábano de invierno,  que es una planta bianual, trasplantado a finales del invierno.

Es posible también practicar un cultivo alternante en cajas veladas. Cuando dos variedades de rábano de invierno son cultivadas en cajas veladas, cada una  de esas variedades es puesta a polinizar al aire libre (sin las cajas), durante un día o dos, para que los insectos polinizadores puedan fecundar libremente a las flores. Podemos utilizar esta técnica a la par que el aislamiento  en el tiempo, ya que permite  cultivar para obtener semillas, dos variedades de rábano de invierno y dos variedades de rábano de todo el año.

Además, siendo que el rábano es una planta muy prolífica en semillas, podemos trabajar sin problemas con 3 cajas veladas y un ritmo alternante de 3 días. Es aconsejable plantar un mínimo de 6 plantas- para obtener semillas- por variedad, siendo una veintena lo ideal. Esto garantizará una buena diversidad genética.

Producción de semillas

Los rábanos llamados  "de todo el año" desarrollarán semillas el mismo año de la  siembra. Por el contrario, los rábanos de invierno son plantas bianuales que pueden  conservarse todo el invierno en arena un poco húmeda, o en pequeñas cajas almacenadas en un local protegido de las heladas. Ya que las silicuas de rábano son dehiscentes, la planta entera puede ser recolectada antes de que maduren totalmente las semillas, para luego seguir secándolas en un lugar seco y ventilado. También hay que tener cuidado de ahuyentar  a los pájaros, que adoran las semillas de Brassicaceae. Las semillas de rábano tienen una duración germinativa media de 5 años; también pueden en algunos casos conservar una facultad germinativa hasta de 10 años o más.